viernes, 10 de agosto de 2007

Luciana Inés

Luciana Inés es su nombre,
trozito de carne y anhelos,
pliege con profundos suspiros.
hoy acunamos bajo este cielo.

Que miren las chispas del fuego,
la misma hoguera que otrora
ardiera en sueños de gloria
sumida quedaron bajo su llanto.

La niña que juega carrera
a un sol que surge sin prisa
reclama a la fuente de vida
las gotas de néctar divino.

Miro tras sus miradas
atrapado en un mundo sin tiempo
si pareciera una tarde de enero
cuando soñara, y soñara sus juegos.

3 comentarios:

Blog CI dijo...

Los invitamos a conocer nuestro blog: http://blogciudadanosindependientes.blogspot.com
Muchas gracias

Alejandra Dening dijo...

Con este poema entiendo que finalmente llegó la paz... ya no hay caos para contar... pero de vez en cuando puedes tirar alguna noticia, dale?

Besos!

LouZyana dijo...

Muy bonito poema.
una casualidad, ese es mi nombre.