martes, 23 de septiembre de 2008

Luz Guillermina

Aquella tarde de invierno,
surgieron las flores más bellas
mirando el ultimo cielo
regadas por tus estrellas

Luz que acaricias sus pétalos
románticos besos de fuego
amparo del frío viento
corazón que vibra de versos

Luz en mis palabras sin tiempo
suspiros de antes del quiero
miradas y canciones en risas
amores sin claudicar en ruegos

Luz del corazón que se parte
lanzados a miles de sitios
reuniéndolos cada mañana
suspiro tras los suspiros.

Luz Guillermina
por tu acento que reúnes
a tantas gentes con sus penas,
aprendiendo a vivir con canciones en tus venas.

No hay comentarios: