martes, 22 de mayo de 2007

Solo eso

Arrugo el papel, y lo tiro,
esparcido quedó,
junto a otros, en el mismo sitio,
¡tan solo eso!

¿Como puedo escribir
sin esos versos,
que se dejaran aferrar?
¡tan sólo eso!

mudo quedé,
¡ya sin aliento!
tratar de componer
¡tan sólo eso!

poner en simples trazos,
los sentimientos,
por mi amor,
¡tan sólo eso!

ojos que traslucen,
alma de mi alma,
amaneceres y noches,
¡tan sólo eso!

trastornado, me siento
y ningún verso,
tan sólo quería, morír
¡sólo por eso!

8 comentarios:

Dios dijo...

muy muy bello. me gusto leerlo, este y el anterior me parecen buenisimos.
felicitaciones!

*AntagoniSta* dijo...

Me cubre la esperanza de saber que una aurora puede tener deseos de muerte, pero el alba siempre nos revive con su sol... ¡tan sólo eso debiéramos de creer!

Te dejo besos saborizados a luna tucumana y un abrazo que te traiga hasta mis sierras.

Conciencia Personal dijo...

Camino en tu prosa y me sumerjo bellamente en ella; sólo eso.

Estamos en contacto.

Besos mexicanos, Monique.

Karol dijo...

y asi como si nada puedes arrugar el papel donde hace solo unos segundos dejaste translucir tu alma, tus sentimientos o tal vez el dolor, tan solo asi!

Un abrazo :))

·.·´¯`·)»♥*FLoR*♥«(·´¯`·.· dijo...

y... es tan secillo arrugar y tirar el papel...! El problemas es q los sentimientos quedan plasmados en el alma... esperando ser derramados en una hoja en blaco, creando nuevos versos (tan solo eso)

besotes! muy bellos versos!

aPuNaDa_De_LoCuRa dijo...

Es q resulta tan difícil poner en trazos sentimientos indescriptibles! Cuando los querés mantener cautivos para darles forma, sentido, color, se esfuman, se van...
Vuelan libres y alejados, como vos, como yo...

silvia dijo...

tan solo eso, e sólo por eso, quiero vivir e morir tanbién...

orquidea dijo...

en la profundidad de los surcos de tu papel arrugado está el caos creador que inspira tus bellas letras...
Crear es sumergirse en el caldo de la vida, destruir, ARRUGAR, transformar y recrear una y mil veces...navegando en los mares certeros de la no permanencia...