domingo, 29 de abril de 2007

Casi niño

Amor de mi primera juventud,
casi niño me vi caer,
traspasado por los lazos inexplicables,
por esos lazos de mujer.

Te amé, primer amor de mi vida,
te amo, amiga desconocida
que en tus pechos acuné,
los primeros brotes de pasión.

Ahora, que el tiempo dejó
miles de recodos en el camino,
ahora es cuando vuelvo,
los ojos tras de mí.

Miro entre las brumas de años,
la locura y el destino,
que tan lejos me apartaron,
de tus brazos, y yo casi niño.

Ni siquiera recuerdo tu nombre;
tu rostro está diluido,
tan sólo en mí está vivo,
ese beso, casi niño.

Lejanas estrellas me llaman,
desde confines remotos,
y en el recuerdo reviven
risas, charlas, juegos y yo niño...

1 comentario:

silvia dijo...

lindo...
Lejanas estrellas me llaman,
lejanas palabras me acolhem.