jueves, 1 de febrero de 2007

Desprecio

Desprecio, cuna de tantas muertes
cantar no puedo ahora ...

En medio de la noche ajusto cuentas a los fantasmas que el tiempo
dejó pasar. No puedo seguir miles de cacerías, sin sentidos de la
angustia existente en que me sumerjo.

¿Cual es el sentido de todo esto? ¿Acaso el sin sentido es sólo la
apariencia de lo que palpita dentro del pecho?

Vida, muerte, que más dá. ¿Acaso invoco las mismas fuerzas que
siniestramente juegan a ser en el sube y baja del existir humano?

Silencio ... nada responde a tan descarnado inquirir. Los pliegues
de la mente cobran tensión, pero sin alisarse. Sus contornos se
convierten en afilados cantos que desgarran pensamientos, ilusiones
y penas. Trágico desfile de girones de ser que se proyectan en
semioscuridades en la existencia, mendiga de lo temporal y efímero.

1 comentario:

...meu mundo... dijo...

lindo isso que escreveu, é para alguém que se foi pra nunca mais voltar ???? é lindo ....